Solicitudes y postulaciones

El léxico completo de recaudación de fondos (A-Z) se encuentra en

Expresión de interés

Las licitaciones de contratos de servicios suelen comenzar con un anuncio de licitación en el que se invita a los candidatos a participar que presenten una expresión de interés.
Los aspirantes deben presentar información básica sobre su organización, así como detalles sobre su rendimiento anterior y su capacidad técnica y/o financiera.
Además, se puede pedir a los licitadores que cumplan una serie de criterios que demuestren que tienen experiencia en la ejecución de un programa de escala similar y de valor equivalente, posiblemente también en un entorno comparable.
Para los contratos de servicios de la UE, se anima a las organizaciones ejecutoras a presentar su postulación como parte de un consorcio y, en estos casos, se puede tener en cuenta la trayectoria colectiva del consorcio.

Nota conceptual

Se trata de un documento de 4 ó 5 páginas en el que se exponen las ideas fundamentales y el planteamiento de un proyecto, así como la descripción de cualquier asociación formal que forme parte del diseño del proyecto.
Las notas conceptuales suelen solicitarse como primera fase de un proceso de postulación de subvenciones, lo que da a los donantes la oportunidad de preseleccionar las propuestas que, en su opinión, mejor reflejan los objetivos y prioridades del programa.
A continuación, se invita a los postulantes preseleccionados a presentar una postulación completa que debe mantener los elementos principales de la nota conceptual, incluidas las asociaciones implicadas y el importe del presupuesto propuesto.

Postulación financiera

Las Postulaciones Técnicas van acompañadas de una Postulación Financiera que se abre y evalúa sólo después de que las Postulaciones Técnicas hayan sido revisadas y puntuadas.
Por lo general, los licitadores se esfuerzan por presentar un presupuesto competitivo que ofrezca un descuento sobre el presupuesto máximo disponible.
Sin embargo, en la matriz de puntuación, la ponderación suele recaer en la Postulación Técnica, lo que significa que los licitadores con una propuesta muy sólida pueden no sentir la necesidad de presentar una postulación económicamente ventajosa.

Postulación técnica

Una postulación técnica es el término utilizado para describir la propuesta narrativa en una licitación. Suele incluir un conjunto de currículos de expertos clave cuyas cualificaciones profesionales se evalúan como parte de la postulación.
Las postulaciones técnicas se presentan en respuesta a los términos de referencia elaborados por la Autoridad Contratante y, por regla general, deben tratar de demostrar que el licitador comprende plenamente las tareas prescritas y dispone de una metodología eficaz para llevarlas a cabo.
Las Postulaciones Técnicas también deben reflejar un conocimiento profundo de los riesgos, retos y oportunidades inherentes al entorno operativo.

Solicitud completa

Una postulación completa permite a los aspirantes a subsidios a poner la carne en el asador de su idea, presentando los aspectos clave de la propuesta en apartados genéricos.
Normalmente, estos títulos incluirán una justificación de la intervención; una descripción detallada de las actividades propuestas; un análisis de los grupos objetivo y sus necesidades; el enfoque y la metodología; los riesgos y las hipótesis; y cuestiones clave como la sostenibilidad y los efectos multiplicadores.
La mayoría de los donantes ofrecen una plantilla para las postulaciones completas que incluye una hoja de cálculo del presupuesto y un marco lógico. Las postulaciones suelen evaluarse según una matriz de puntuación que se presenta en los términos de referencia.